llama gratis

¿Estás al día con el registro de la huella de carbono? 👣

Según la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, el registro de la huella de carbono pasa a ser obligatorio para ciertas organizaciones en España. En Selectra te informamos sobre todo el proceso para registrar tu huella.
Solicita información

Deforestación: definición, causas y consecuencias

deforestacion

Importante reto del siglo XXI, la deforestación es una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad y del cambio climático. Sin embargo, los bosques son indispensables para el planeta. ¿Cómo podemos protegerlos y alcanzar el objetivo de deforestación cero?


¿Qué es la deforestación?

La deforestación es un fenómeno de reducción de la superficie forestal. Está causada por múltiples factores, tanto naturales como humanos, y tiene consecuencias irreversibles en el medio ambiente.

Las causas de la deforestación

incendio forestal

Los factores naturales incluyen:

  • Incendios forestales que, además de destruir los bosques y la biodiversidad, liberan enormes cantidades de CO2 a la atmósfera;
  • Enfermedades que afectan a los árboles;
  • Parásitos.

Sin embargo, no es de extrañar que sean las actividades humanas (agricultura, construcción de infraestructuras, actividades mineras, urbanización...) las principales responsables de la deforestación en todo el mundo con la tala de árboles sin control. El desarrollo de las tierras agrícolas es la principal causa de la deforestación. La población mundial sigue creciendo, y los humanos necesitan cada vez más espacio para proveerse de recursos alimentarios.

Descubre todos los servicios de Selectra para reducir tu huella medioambiental  Averigua el impacto de tu estilo de vida en el planeta con nuestra calculadora online
 Solicita información sobre instalación de placas solares.
 Contrata una tarifa de energía verde en tu hogar o negocio.
 Si eres una empresa, calcula y registra tu huella de carbono.
 Apoya un proyecto medioambiental y compensa tu huella de carbono.

Según la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2020 de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), desde 1990 se han perdido 420 millones de hectáreas de bosque en todo el mundo debido a la deforestación. Sin embargo, la deforestación ha disminuido considerablemente en los últimos cinco años, con una estimación de 10 millones de hectáreas para el periodo 2015-2020 (o sea una superficie superior a toda Andalucía), frente a los 12 millones de hectáreas de 2010-2015.

La deforestación: consecuencias

Los bosques desempeñan un doble papel para el planeta: son a la vez "pulmones de la Tierra" y reservas de biodiversidad. Al ser sumideros de carbono naturales, mitigan los efectos negativos del calentamiento global al capturar y almacenar el CO2 en la atmósfera y sirven de hábitat natural para miles de especies animales y vegetales.

Las tres principales consecuencias de la deforestación son:

  • Pérdida de biodiversidad: como los bosques son el hábitat natural de muchas especies, su destrucción tiene un impacto directo en la supervivencia de la biodiversidad mundial;
  • Degradación de los suelos: los bosques hacen que los suelos sean más ricos en materia orgánica y, por tanto, más resistentes a la meteorización y a la erosión.
  • Calentamiento global: los árboles absorben el CO2 a lo largo de su vida y así mitigan el efecto invernadero.

La deforestación en el mundo

La deforestación es un fenómeno mundial. Cada año, millones de hectáreas de bosques desaparecen para convertirse en plantaciones de palma aceitera, pastos para el ganado, cultivos de soja, etc.

Para comprender la magnitud de este fenómeno, el sitio web Global Forest Watch permite visualizar la deforestación en todo el mundo gracias a las imágenes de satélite.

El aceite de palma y la deforestación en Indonesia

El aceite de palma es el aceite vegetal más producido en el mundo. De hecho, está presente en casi todos nuestros productos (productos alimenticios, cosméticos, productos de limpieza, biocombustibles...). Al tener una producción poco costosa, permite a los productores obtener beneficios.

La deforestación en Indonesia está vinculada principalmente a la producción de aceite de palma. Indonesia es el mayor exportador de aceite de palma. Para establecer las plantaciones, se talan y queman los bosques tropicales de Indonesia, emitiendo cantidades considerables de CO2 a la atmósfera y destruyendo todo un ecosistema. El Programa de las Naciones Unidas predice que casi el 98% de los bosques de Indonesia desaparecerán en 2022.

La deforestación en el Amazonas

El Amazonas también es una de las principales zonas de deforestación en todo el mundo. La selva amazónica es uno de los mayores bosques del mundo y contiene reservas muy importantes de biodiversidad. También se considera uno de los pulmones del planeta por su capacidad de almacenar carbono y producir oxígeno.

La deforestación en la región se ha acelerado en los últimos 50 años. El aumento de la demanda mundial de productos agrícolas, así como el desarrollo de la ganadería intensiva, es la principal causa de la deforestación de la Amazonia. Según un estudio publicado por Greenpeace en 2009, la ganadería es responsable del 80% de la deforestación en la región amazónica, lo que supone el 14% de la deforestación anual del mundo.

La deforestación en España

La principal causa de deforestación en España es el clima. En efecto, el clima de España es muy propicio a los incendios forestales, sobre todo en el noroeste del país. En muchos casos el bosque se recupera solo, pero a veces no se regenera de forma natural y se necesita una actuación de reforestación.

Otra causa de la deforestación en España es la expansión de las zonas urbanas, como ha ocurrido en algunas zonas costeras del país.

En España, existen asociaciones o empresas privadas que ayudan a conservar, reforestar o mantener los bosques, como Bosquia o Reforesta.

Plantar un árbol no es la única solución para luchar contra el cambio climático. También se trata de adoptar un comportamiento contrario a la deforestación, en particular un consumo más responsable. El consumo responsable también es esencial, no sólo para reducir la huella ecológica, sino también para luchar contra la deforestación consumiendo menos carne o productos de aceite de palma, por ejemplo.

Las soluciones para la deforestación

reforestacion

La reforestación es un medio para compensar algunas de las pérdidas debidas a la deforestación. Sin embargo, la repoblación forestal suele dar lugar a la plantación masiva de árboles que no están adaptados al entorno o que no favorecen una rica biodiversidad. De hecho, la reforestación consiste tanto en mantener la cantidad como la calidad de los bosques. Por lo tanto, la lucha contra la deforestación debe llevarse a cabo en paralelo con la reforestación para garantizar el mantenimiento de nuestros bosques actuales.

La reforestación y lucha contra la deforestación

La lucha contra la deforestación es un reto mundial debido, en gran medida, a las prácticas agrícolas insostenibles que degradan los ecosistemas naturales. La práctica de la agroforestería o la puesta en marcha de proyectos de carbono forestal son dos soluciones para remediarlo.

  1. La agrosilvicultura es un método de cultivo que integra los árboles en los sistemas agrícolas. Esta práctica preserva los suelos, restaura los ecosistemas degradados y mejora las condiciones de producción agrícola.
  2. Los proyectos de carbono forestal tienen como objetivo restaurar y preservar los bosques, así como apoyar el desarrollo socioeconómico de las comunidades desfavorecidas mediante la plantación de árboles.

Coronavirus y deforestación: ¿qué relacion tienen?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70% de las pandemias registradas como es el coronavirus, el ébola o el VIH, tienen su origen en la pérdida de masa forestal, con la consecuente reducción de la biodiversidad de esos ecosistemas. Esto tiene que ver sobre todo, con el hecho de que las especies de animales que antes vivían prácticamente aisladas en selvas, junglas o bosques, sin convivir con poblaciones humanas, han de desplazarse de sus antiguos hábitats, acercándose a núcleos poblacionales. Esto conlleva un mayor contacto con humanos y por ende, mayor posibilidad de transmitirles nuevos tipos de virus.

Descubre más guías prácticas sobre la protección del medio ambiente y la lucha contra el calentamiento global.

Updated on