Reciclaje de ropa: ¿cómo reciclar ropa usada?

reciclar ropa

El fast fashion, cuando las marcas de ropa renuevan sus colecciones cada vez con más rapidez, nos incita a llenar nuestros armarios con prendas que nunca usamos, o que usamos muy poco, y de las que nos deshacemos. Además de cuestionar nuestros hábitos de compra de ropa, el reciclaje parece ser una respuesta para contrarrestar los millones de toneladas de gases de efecto invernadero que emite la industria textil cada año.


El reciclaje de ropa y el medio ambiente

El reciclaje de la ropa es necesario para combatir el calentamiento global. Al dar una segunda vida a la ropa, se reduce considerablemente el impacto medioambiental de los textiles.

¿Qué es el reciclaje?El reciclaje consiste en recuperar y tratar los residuos y reintroducirlos en ciclos de producción equivalentes. Evita el despilfarro de recursos naturales y limita la contaminación por residuos.

El primer paso para la prevención de la generación de residuos textiles es realizar un consumo responsable de estos productos:

  • Elegir buenos materiales, como el lino, que requieren menos agua y fertilizantes para crecer, o el algodón orgánico;
  • Adquirir prendas fabricadas con fibras recicladas;
  • Comprar ropa de segunda mano en tiendas de segunda mano o en tiendas online de segunda mano y ahorrar dinero;
  • Favorecer las marcas comprometidas por el medio ambiente;
  • Confiar en las etiquetas que facilitan el reconocimiento de ciertas características de un producto, como la garantía de origen.

El ciclo de vida de la ropa

Conocer el ciclo de vida de la ropa es una forma de entender el impacto de su huella de carbono. De hecho, todas las etapas de este ciclo de vida tienen un impacto en el medio ambiente:

  1. La producción de materias primas: las prendas se producen a partir de materias primas como el poliéster, el algodón, la seda o la lana. Algunas de ellas se derivan de recursos no renovables, como el petróleo, para producir fibras sintéticas, mientras que otras se derivan de materiales vegetales o animales y, por tanto, requieren mucha agua y productos químicos.
  2. La fabricación de la ropa: debido a las sustancias que contiene, el tinte es tóxico no sólo para los trabajadores que fabrican la ropa, sino también para los consumidores y el ecosistema acuático que contamina.
  3. El transporte de la ropa: generalmente se fabrica en países en vías de desarrollo, donde los costes de producción y los sueldos son más bajos, y la ropa se transporta a España por aire o por mar. Sin embargo, el avión es el medio de transporte más contaminante.
  4. El mantenimiento de la ropa: el consumo excesivo de agua, al lavar la ropa se desprenden un gran número de micropartículas contaminantes.
  5. El reciclaje de la ropa usada: se trata de un paso crucial. Clasificar su armario y reciclar ciertas prendas usadas ayuda a prolongar la vida útil del textil, y así evitar pasos innecesarios como la producción de materias primas, la fabricación de productos o incluso el transporte.

Cuidar tu ropa no sólo la conserva durante más tiempo, sino que también ahorra dinero y limita tu impacto en el medio ambiente.

  • Lava menos y elige detergentes con etiqueta ecológica para no limitar la emisión de sustancias tóxicas a los océanos;
  • Ahorra agua y energía lavando la ropa a sólo 30°C y evitando el uso de la secadora;
  • Repara tu ropa y dale una segunda vida.

¿Cómo reciclar ropa vieja?

Ordenar su ropa y clasificarla es darle una segunda vida. Esto minimiza el impacto de los textiles en el medio ambiente, al tiempo que reduce la huella de carbono.

¿Dónde vender ropa usada?

  • Cuando la ropa está en muy buen estado, se ofrecen otras alternativas al reciclaje:
  • Vender la ropa usada: en línea a través de aplicaciones o sitios web, en un depósito de venta que se encargue de revenderla por ti, u organizando una venta de garaje.
  • Donar la ropa vieja: después de haberla enseñado a los familiares, es posible donarla a asociaciones que la redistribuirán a personas necesitadas o la revenderán para lograr fondos para sus proyectos.

Por ejemplo, el programa de reciclaje de ropa de H&M consiste en depositar prendas (calcetines desgastadas, camisetas desteñidas, etc.) en una caja de reciclaje en una tienda H&M. Las prendas se llevarán a la planta de reciclaje más cercana para su clasificación manual. Todos los beneficios de esta recogida de ropa usada se donan a proyectos de investigación sobre reciclaje textil o proyectos sociales.

  1. Reaprovechar: la ropa que aún pueda llevarse, se venderá como artículo de segunda mano.
  2. Reutilizar: las prendas que ya no se puedan llevar serán transformadas en otros productos, como colecciones de moda reciclada o paños de limpieza.
  3. Reciclar: los textiles que no puedan ser reutilizados tendrán una segunda vida como fibras textiles o se utilizarán para fabricar productos como materiales humectantes o aislantes para la industria automovilística.

Las marcas del grupo Inditex también tienen puntos de recogida en sus tiendas.

Los contenedores de ropa

La ropa nunca debe tirarse a la basura, aunque esté demasiado vieja para vender o donar. Por eso existen sistemas de recogida:

  • Contenedores de reciclaje en vía pública específicos para la ropa;
  • Puntos limpios.

Sin embargo, existen ciertos requisitos:

  1. La ropa y otros textiles se tienen que lavar, plegar y depositar en bolsas cerradas dentro de los contenedores;
  2. Los zapatos deben estar apareados y unidos por los cordones y dentro de una bolsa;
  3. Otros elementos como cinturones y bolsos deberían estar lo máximo compactados posibles.
  4. No depositar otros residuos, especialmente aquellos que pueden ensuciar las prendas (restos de comida, pinturas, productos limpieza, etc.).

Una vez que las prendas se depositan en un contenedor para prendas, se clasifican:

  • La ropa que no llega a tener la calidad suficiente para ser reutilizada puede usarse como materia prima para la fabricación de otros productos textiles (mantas, materiales de insonorización, etc.) o reciclarse como trapos de uso industrial.
  • El resto se destina a tratamientos en incineradoras o depósito en vertederos.

Reutilizar y customizar: manualidades de ropa usada

Otra opción es reutilizar y customizar prendas usadas: utilizarlas como base para prendas distintas, modificarlas, etc.

  • Utilizar las prendas de otra manera , por ejemplo, usar una camisa de hombre como vestido poniéndosela con medias y un cinturón;
  • Añadir a las prendas usadas detalles nuevos;
  • Quitar partes de la ropa para convertir una chaqueta en un chaleco, por ejemplo, o unos pantalones largos en unos cortos;
  • Teñir la ropa.
Updated on