Llamada gratis

¿Cuántas toneladas de CO2 emites cada año?

Averigua tu impacto y la cantidad de carbono a compensar en menos de 5 minutos.

Low-tech: definición y ejemplos

low tech

Auténtico acelerador de la transición ecológica, el low-tech se basa en tecnologías fáciles de usar y de bajo impacto ambiental. Esta innovación sostenible nos permite explorar nuevas vías, complementarias o incluso alternativas a los productos de alta tecnología, y descubrir una nueva forma de vida.


¿Qué es el low-tech?

El low-tech (del inglés low technology, baja tecnología en español) es un conjunto de técnicas, objetos, servicios, sistemas, prácticas, estilos de vida y formas de pensar sencillos y accesibles para todos.

La baja tecnología engloba tres principios fundamentales:

  1. Utilidad: satisfacer las necesidades básicas, como la energía, la alimentación, el acceso al agua o la salud;
  2. Accesibilidad: ser asequible y accesible para el mayor número de personas;
  3. Sostenibilidad: optimizar el impacto ecológico, social y societario en cada etapa del ciclo de vida.
  • La low-tech en 2021:
  • 83 países referenciados en todos los continentes;
  • 720 proyectos referenciados, de los cuales 4 en España;
  • 12 áreas de aplicación (Comunicación, Energía, Agricultura, Alimentación, Salud, Vivienda, Higiene, Materiales, Movilidad, Herramientas, Residuos, Agua).

Fuente: El Low-tech Lab

desarrollo sostenible

Como el Día de la Sobrecapacidad (Earth Overshoot Day en inglés) llega cada año más temprano, es esencial cambiar nuestros hábitos de consumo. La baja tecnología es una alternativa a los hábitos de consumo actuales. Más respetuosa con el medio ambiente y la salud humana, la low-tech responde a los retos del desarrollo sostenible.

Al simplificar el proceso de fabricación e intentar hacerlo mejor con menos complejidad y menos materiales, la low-tech, cuya palabra se acuñó por antonimia con el high-tech, se opone a las tecnologías avanzadas. Así, este nuevo concepto intenta representar las innovaciones desde un ángulo diferente, más sencillo y más respetuoso con el planeta.

High-tech: definiciónEl high-tech (alta tecnología en español) incluye todos los dispositivos relacionados con las nuevas tecnologías: Internet, ordenadores, fotografía digital, alta definición...

A diferencia de los productos de alta tecnología, los objetos de baja tecnología deben ser de construcción sencilla, con materiales no escasos, locales y preferiblemente naturales, para que sean fácilmente reparables y reciclables. La filosofía de la baja tecnología se acerca, por tanto, al Do-It-Yourself ("hazlo tú mismo" en español).

La misión de la low-tech es explorar todo lo posible para crear soluciones técnicas útiles, sostenibles y accesibles para todos. Así, la baja tecnología permite vivir mejor con menos. Más que un movimiento, la baja tecnología es casi una forma de vida. Significa aceptar que un objeto es menos poderoso, priorizando el uso de la alta tecnología. También significa renunciar a la obsolescencia programada y favorecer un estilo de vida más minimalista.

Ejemplos de innovaciones de baja tecnología

Los campos de aplicación de la low-tech son numerosos y muy variados:

  • Reutilización y reparación a través de la economía circular, como es el caso del Fairphone (smartphone sostenible y socialmente ético) en particular.
  • Agricultura y alimentación: permacultura, agricultura ecológica...
  • Comercio y distribución: iniciativas de cero residuos, cortocircuitos...
  • Urbanismo: casas ecológicas, ecobarrios...
  • Industria y servicios con el Do-It-Yourself (acuario sin filtro, horno solar, aerogenerador de jardín, etc.).

¿Cómo montar un acuario low-tech?

Un acuario plantado low-tech es un acuario de bajos requerimientos sin más equipamiento que su tanque de cristal. Esto significa deshacerse del filtro (según el método de Walstad) y sustituirlo por plantas y microorganismos presentes de forma natural que limpiarán y purificarán el agua.

Hay dos pasos a seguir para tener un acuario de baja tecnología con éxito:

  1. Dejar el tanque abierto para que las plantas florezcan como en la naturaleza (en contra de la creencia popular, el agua no se evapora en grandes cantidades);
  2. Instalar el tanque detrás de una ventana o añadir una alternativa de luz artificial, como una iluminación LED.

¿Cómo construir un horno solar?

horno solar

La construcción de un horno solar es relativamente sencilla y barata. De hecho, se fabrica con materiales comunes, como madera, papel de aluminio, corcho, madera contrachapada...

¿Cómo funciona? Al entrar por el cristal del horno, los rayos del sol se reflejan en los bordes de la caja hasta dar con la olla. La energía de estos rayos se transforma entonces en calor. Gracias a la energía del sol, el horno solar puede calentar agua o cocinar platos a una temperatura suave (entre 120 y 170 grados).

Descubre más guías prácticas sobre la protección del medio ambiente.

Updated on